';

Pizza Prosciutto casera en tu Big Green Egg

Pizza Prosciutto casera

Este vídeo te muestra cómo preparar tu propia y riquísima pizza prosciutto en casa. ¡Es más fácil de lo que piensas!

Esta sencilla receta de pizza te muestra cómo hacer la masa de la pizza, la salsa y, por supuesto, cómo hornear la pizza en el Big Green Egg. Enjoy!

Preparación e Ingredientes

Preparativos: 60 minutos
Preparación: 20 minutos
Ingredientes para 2 pizzas (Ø 25-30 cm):

Para la masa de las bases:
250 g de harina fina (preferentemente del tipo “00”) y un poco más para espolvorear
150 ml de agua templada
20 g de levadura fresca o 7 g de levadura seca
1 cucharadita de azúcar
1 cucharada de aceite de oliva

Para la salsa de tomate:
½ cebolla roja
2 dientes de ajo
10 hojas de albahaca
3 a 4 cucharadas de aceite de oliva
2 latas de 400 g de tomates en trozos

Para cubrir:

1 bola de mozzarella de búfala
10 aceitunas kalamata sin hueso
½ cebolla roja
8 lonchas de jamón de parma
60 gramos de queso curado rallado
aceite de oliva
16 hojas de albahaca

Para hacer la masa para las bases, mezcla en un recipiente la harina con un poco de sal. Echa el agua en un vaso medidor y disuelve aquí la levadura y el azúcar. Mezcla este líquido con la harina, amasa durante 1 minuto y añade aceite de oliva. Sigue amasando bien la masa durante 5 minutos como mínimo. Cubre el recipiente con un paño de cocina limpio y húmedo y deja que la masa fermente durante 60 minutos.

Mientras tanto, pela y pica la cebolla roja y el ajo para la salsa de tomate. Pica las hojas de albahaca. Calienta el aceite de oliva en una sartén en la cocina y fríe la cebolla y el ajo durante unos minutos. Añade los tomates, calienta durante unos 2 minutos y añade la albahaca al final. Condimenta la salsa con sal y pimienta.

Llena el Big Green Egg con carbón hasta un poco por encima del borde de la carbonera. Asegúrate de que los trozos de carbón no sean demasiado grandes. Enciende el carbón con ayuda de tres pastillas de encendido. Tras encender el carbón, deja el tiro frontal en la parte inferior de la base de cerámica y la tapa del EGG totalmente abiertos durante aproximadamente 20 minutos, hasta que todo el carbón esté al rojo vivo.

Cierra la tapa del EGG y deja que alcance una temperatura de 300 °C.

Al cabo de unos 5 minutos, pon el convEGGtor y la rejilla y coloca encima la piedra lisa para hornear. Cierra la tapa y deja que la piedra lisa para hornear se caliente bien durante unos 15 a 20 minutos. Deja que el EGG alcance de nuevo una temperatura de 300 °C. Mientras tanto, divide la masa en dos porciones iguales y forma bolas con ellas. Espolvorea con harina la esterilla para estirar la masa de pizza y haz rodar la primera bola de masa sobre la esterilla con un rodillo para pizza hasta que tenga un grosor de 1 milímetro.

Espolvorea la pala de aluminio para pizza con harina y coloca sobre ella la masa para la base. Con un cucharón, echa la mitad de la salsa en el medio de la masa y extiéndela hacia el borde de la masa con ayuda de la parte inferior convexa del cucharón. Deja sin cubrir con salsa un borde en los extremos. Parte la mozzarella de búfala en trozos y corta las aceitunas. Pela la cebolla y córtala en aros finos. Reparte la mitad de la mozzarella de búfala, las aceitunas, los aros de cebolla y el queso rallado sobre la base de masa.

Espolvorea con harina la piedra lisa para hornear. Así, la base no se pegará y de esta manera podrás evaluar mejor cómo de caliente está la piedra lisa para hornear. Si la harina no cambia de color, es que la piedra aún no está suficientemente caliente. Se tiene que ir poniendo poco a poco de color ligeramente marrón y desprender un delicioso olor. Deja deslizar la pizza sobre la piedra lisa para hornear con ayuda de la pala de aluminio, cierra la tapa del EGG y hornea la pizza durante unos 6 minutos hasta que esté lista. Tras haberla horneado, reparte por encima de la pizza la mitad del jamón de parma, espolvorea con la mitad de la albahaca y rocía con aceite de oliva. Prepara la segunda pizza de la misma forma.

Big Green Egg Spain